viernes, 6 de septiembre de 2013

UN CAMBIO…….. EL CAMBIO

Cuando las pequeñas acciones suponen resultados fundamentales de transformación
Regresamos a la escritura tras el período de vacaciones y de un intenso primer semestre del año en el que continué con el proceso de formación (aprender esto del mundo digital 2.0) y cerrar varios proyectos que estaban pendientes, de los que ya os daré algún resultado más adelante. Volvemos con ganas, con fuerza y ….con más proyectos.
Como sabéis las personas que tenéis la paciencia de leerme y seguirme, en un post pasado abordé la cuestión de la escritura (concretamente crear y dar contenido a este blog) como una de las esferas en la que debía mostrar mi atención y mi dedicación. Ponerse a escribir es una cuestión dura y compleja. Genera miedos, crea inseguridades y favorece eso que es tan habitual en las personas; procrastinar. Vamos, dejar aquello que nos cuesta más para un mañana que en ocasiones nunca llega. Este tema sigue siendo de mi interés y dedicación, muestra de ello es el presente texto que estás leyendo.
Y según escribo, me voy creciendo. Siento como las palabras me llegan de una manera más nítida, las ideas fluyen. Aparecen en mi consciencia y puedo trabajar con ellas. Las doy forma. Sabéis como el coaching se caracteriza por un planteamiento de acción. Es esencial que los coaches identifiquen los mecanismos que impiden a sus clientes adoptar las medidas y ponerlas en marcha para “desatascar  y desanudar” aquellos aspectos vitales que generan estados de insatisfacción o sufrimiento a la persona. Es sencillo, pero como puedes llegar a comprender, muy complejo. Según escribo se y siento que estoy en acción. Me transformo.
Y es una acción simple. Tener una idea, ordenarla y plasmarla a través del lenguaje y de un idioma. Y saber expresarla, claro. Hacer sentir a mí mismo, y a mi anónimo y amistoso lector. Este es el proceso. Y haciendo, cambio la forma de verme. Cambio yo y con alguna certeza, cambia mi entorno. Sí, mi entorno social físico, y mi entorno social 2.0. Un cambio para bien o para mal, pero cambia.
Esto es un cambio sistémico. Los que somos coaches, y los que venimos de las disciplinas académicas de las ciencias sociales, conocemos este hecho. Hemos estudiado y aplicado enseñanzas provenientes de la cibernética, de la teoría de sistemas, de la Escuela de Palo Alto, de Giorgio Nardone y el diálogo estratégico…se trata de herramientas de transformación y cambio. De cambio y desarrollo. Son modelos sencillos, pero complejos. Recientemente he tenido ocasión de leer la publicación de “Motivat coaching magazine”, que en su segundo número vinculan el coaching con el modelo sistémico. De una manera clara, en su exposición establecen su modelo de desarrollo en la integración del modelo sistémico dentro del coaching. Esencial. La idea es que cuando cambiamos un aspecto de nuestra vida, de nuestro devenir, de nuestro hacer, el sistema en el que nos integramos se modifica. Este cambio es el que produce las transformaciones, los nuevos escenarios vitales en donde podemos desplegar nuevas acciones y formas de hacer, que nos cambian, que nos permiten actuar de forma diferente para ser distintos. Porque este es un eje esencial. Cuando cambiamos nuestra forma de actuar, nuestra forma de hacer, nos transformamos a nosotros mismos. Cambiamos el prisma bajo el que nos vemos y nos entendemos. Somos observadores distintos de nosotros mismos, por lo tanto nos hemos transformado. Y nuestro entorno sufre el mismo proceso, nos ve distintos.
Este pensamiento es el eje sobre el que vertebra la propuesta del modelo de cambio sistémico. Pero claro, se trata de cambios de acción mantenidos en el tiempo, sostenidos en el tiempo. Acciones convertidas en hábitos rutinarios. Y este es el reto que tengo por delante en mi relación con la escritura. Convertirlo en un hábito.

¡Ah! me he dado cuenta que acabo de incorporar un nuevo elemento; la relación, pero esto será otra cuestión que abordar en otro momento.

martes, 14 de mayo de 2013

15 AÑOS SIN FRANK SINATRA. "LA VOZ". ESENCIA COACHING.

Hoy se cumplen 15 años sin Frank. Sin Sinatra. Sin "La Voz". El miembro más carismático del "Rat Pack". Sinatra, Dino, Sammy Davis Junior, Peter Lawford y Joey Bishop. La verdadera alma del "Sands". El casino que levantó Las Vegas y que no se va a repetir en el "Eurovegas alcorconero".

Hoy celebramos a Sinatra. Una persona que se hizo a así mismo. Una persona, que creció, que sufrió y que disfrutó. Un artista que simplemente me pone los pelos de punta cuando le escucho. Una forma de vida, una forma de vivir. Una forma de ser.

Hoy, mi homenaje.

Cada cierto tiempo vuelvo a mi pequeña colección de CD para evocarle. Para revivir y volver a sentir.

Y este homenaje lo quiero hacer "regalo" con "My Way". ¿Cómo no? ¿Esperabais algo distinto? Una obra de arte que puede entenderse como una esencia del coaching. 

Y unas pequeñas citas:

"Este es el mundo de Frank. Nosotros sólo vivimos en él". Dean "Dino" Martin.
"Amigos, ¡que empiece la acción!". Sinatra. 

Pues eso; ha construir nuestro camino, a nuestra manera, con acción. Daros tres minutos y medio para disfrutar.




martes, 30 de abril de 2013

¿TRABAJAS DESDE EL COMPROMISO, O ATADO A TU PUESTO?


Tengo una amiga, funcionaria pública, que desea emprender. Si, si, una funcionaria que quiere montar una empresa. Para que vean. Tiene una visión profesional distinta a la función pública. Es una excelente profesional en su sector, pero quiere volar. Desea crear. Y en esta situación se ve ahogada por la maquinaria administrativa. Se siente “esclava” atada a la entrada un control de acceso a supuesto en Madrid, su lugar de trabajo, y un control de salida tras su jornada laboral. La burocracia, los sistemas de retención de la administración pública, y otras circunstancias pueden llegar a crear malestar. Es un problema para el desarrollo del talento. Pero esto lo dejo para otra ocasión.

Los objetivos, lo que se quiere alcanzar, las metas, lo que se desea ser, es un factor esencial para alcanzar un compromiso en la actividad profesional, bien sea esta de carácter individual, como emprendedor o empresario, o como un colaborador que integra un equipo de trabajo, una empresa. Esta visión, este querer ser, supone una de las facetas definitorias del liderazgo. Crear una visión y creer en ella. Generar un sentimiento de pertenencia, de capacidad de logro.

El factor de creencia es esencial. Creer que se puede alcanzar la meta. Tener el convencimiento que podemos alcanzarla. Y en lo líderes saber generar el convencimiento que los colaboradores, que el equipo, es capaz de lograr aquello que se proponga, de alcanzarlo. De aquí emana el compromiso. La esencia del compromiso que debe ser aliñada con otros elementos. 

Generar espacios de aprendizaje, determinar las metas parciales que deseamos, abrir los espacios de mejora e innovación de los colaboradores, dotarles de la remuneración adecuada (económica, material, emocional y funcional), saber proporciona un feedback del desempeño para (no de, ojo) los colaboradores, identificar qué es lo que hay que mejorar y qué es lo que deseamos que se mejore para alcanzar la excelencia de la actividad. En definitiva elementos que componen la ecuación del compromiso. Un intangible de mucho valor. Valor económico. Resultados. Dividendos.

No es fácil. Trabajo con managers, con directivos y coordinadores en distintas esferas, y no es sencillo desarrollarlo. Pero es esencial. Es la piedra de toque sobre la que construir una verdadera opción de éxito. Y aún queda mucho por recorrer.

Aún estamos acostumbrados a modelos en los que los directivos, los responsables en las posiciones de liderazgo, cambian de perspectiva cada año, rotan las personas en los puestos de dirección, en donde cambian estrategias cada seis meses. Organizaciones en donde se enmascara, a través de palabras grandilocuentes habitualmente anglosajonas, una incapacidad de dirigir. Una incompetencia en el liderar. Más habitual de lo que creemos.

Pero esto se puede cambiar. Se trata de áreas de mejora en la que se pueden hacer cosas. En las que se puede aprender si existe el compromiso de los líderes, de la dirección. De los responsables de llevar a término los proyectos y estrategias. Sin este compromiso, ¿cómo puede ser exigido a los colaboradores? ¿Cómo pedir aquello que tú no demuestras que estás dispuesto a poner encima de la mesa? Desde el compromiso de líder, desde nuestra responsabilidad hacia nosotros mismos, como directivos, es desde donde podremos exigir a los colaboradores, a nuestro equipo.

Si no encontramos estas acciones de desarrollo, mantendremos determinadas prácticas; como el control de turnos a través de máquinas de fichar, reuniones de presentación de resultados sin analizar los mismos, como herramientas y técnicas de gestión de equipos, que aunque necesarias, no se han de convertir el en eje de nuestra práctica como líderes. Como directivos.

Es nuestra decisión. Es nuestra forma de elegir qué camino seguir, que dirección tomar.


viernes, 12 de abril de 2013

MAPA DE RECURSOS DE EMPRENDIMIENTO EN ESPAÑA

Hoy os dejo la publicación que he realizado para el Instituto de la Juventud de España (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad) en la que se identifican los recursos de apoyo al emprendedor a nivel Europeo, nivel estatal y autonómico.
espero que os resulte de interés, ayuda y apoyo.
La podéis obtener en el siguiente enlace:

http://www.injuve.es/sites/default/files/2013/14/publicaciones/Guiamaparecursosemprendimientoempresarial.pdf

http://www.injuve.es/empleo/mapa-de-recursos-de-emprendimiento-empresarial



lunes, 25 de marzo de 2013

ROCK AND ROLL Y COACHING. UN PROCESO EN UNA CANCION


Hola;
Hoy os quiero dejar un vídeo de Bruce Springsteen. "The rising" (El amanecer) subtitulado en español.
La tengo dentro de mi cuadro de "preferentes". Forma parte de mí. Es una herramienta para mi estado de ánimo, para mi trabajo, para mi vida.
Es un resorte de motivación. Es un motor de acción. Genera emociones. Es motor de vida.
Es energía y fuerza.
Cada uno de vosotros tendréis vuestras llaves de encendido personal. No todo es pensar.
Es una píldora para quienes tengan en este momento dificultades, que son muchos.
Levántate aunque te cueste. Sin dejarse atrapar por lo que tenemos alrededor. Sin rendirse.
Prestad atención a la letra para los que no dominéis el inglés.
Son 6 minutos de vídeo. Disfruta.


martes, 12 de marzo de 2013

TU HOGAR ¿LOS CULTIVOS PARA EL EMPRENDIMIENTO EMPRESARIAL?


En casa, vemos en la sobremesa con el café y las pastitas el  programa de Divinity Chanel en España “Tu casa a juicio”. Se trata de un programa en el que una familia decide si quedarse con la reforma de su casa que le plantean desde el programa, o bien se cambian de residencia ante una opción también planteada por el programa. Se trata de un programa ubicado en Canadá, en el área de influencia de Toronto, Ontario.

Nos gusta. Nos gustan, especialmente, las capacidades comerciales que demuestra el asesor inmobiliario, David Visentin. De verdad, es como realizar un curso intensivo en habilidades y competencias comerciales. Lo recomiendo.

Viendo los distintos casos que plantean, me ha resultado muy interesante ver un aspecto ligado a la cultura empresarial y emprendedora. En un gran porcentaje de las demandas de los participantes en el programa, solicitan entre los requisitos de la reforma o de la casa para traslado, un espacio físico adecuado y concreto para trabajar. Para desarrollar una labor productiva. Incluso hay muchas situaciones en la que los concursantes tienen su empresa en su propio domicilio y desarrollan su actividad desde la misma. En estos casos hemos podido ver asesores, masajistas, además de empresas de organización de fiestas que hinchan globos en el comedor de la casa, entre otras. La actividad empresarial está incardinada en el domicilio. En un espacio creado en sus casas.

Reclaman un sótano acondicionado con entrada independiente. Despachos con espacio parta atender clientes, colocar camillas de masaje…Espacio empresarial. Espacio emprendedor.
Hablamos de ecosistemas y semilleros de empresas y para el emprendimiento. Hablamos de “escuelas convivenciales” para aprender a emprender. Los hijos ven a sus padres emprender, trabajar por sus proyectos profesionales o empresariales. Es un excelente caldo de cultivo para formarse como emprendedor. Un escenario en el que se proporcionan claves para el desarrollo del talento emprendedor. Recordemos como los proyectos de Steve Jobs a de Bill Gates comenzaron en los garajes de sus domicilios.

Este es un factor diferencial para generar una sociedad emprendedora. Supone un cambio de visión y de creencias en la que nos basamos en nuestro país. Supone un cambio en la forma de construir las casas (pequeños pisos para familias), del urbanismo, del mobiliario, de la arquitectura en España. Pero se puede comenzar. No toda empresa requiere grandes infraestructuras para comenzar, y los recursos que ya tenemos, como nuestra casa, se convierten en los principales activos para la puesta en marcha de nuestra idea empresarial. Utilizar nuestro domicilio para emprender, o bien para teletrabajar es una tendencia que con el tiempo se consolidará definitivamente.

Me miro al espejo. Mi actividad la llevo a cabo fundamentalmente desde mi casa. El espacio “profesional”, mi empresa, está compuesto por dos ordenadores, impresora, teléfono, cuadro de actividades y tareas, archivos, una mesa y……un zapatero, tres cajas de juguetes, una pizarra infantil, el cuadro del comedor de los niños, ah….y una granja de Famovil. Pero ordenado. Un espacio creativo.

Empecemos a pensar en cómo adaptar nuestro espacio doméstico para convertirlo en “la cocina” de nuestra actividad empresarial y/o profesional. Y si no lo sabemos hacer, llamemos a los productores del programa “Tu casa a juicio”, o bien nos pasamos por Ikea para coger ideas.